Se entiende por embarazo o gestación, el tiempo comprendido desde la nidación (o la fecundación, según autores), hasta la expulsión de la placenta en el parto. Su duración aproximada es de 280 días o 40 semanas, después del comienzo de la última regla, pudiendo variar desde la número 38 hasta la 42. Se considera parto prematuro cuando es anterior a las 37 semanas, y tardío si va más allá de la 42. En ambos casos, es muy importante que haya un seguimiento estricto de la madre y del niño.

Vamos a intentar resumir las fases del embarazo, semana a semana, con su tamaño y peso orientativos.
SEMANA 1ª

Ha tenido lugar la fecundación del óvulo, y ahora éste de dirige hacia el útero. Ninguna de las pruebas de las que disponemos en la actualidad puede confirmar un embarazo en estos primeros dí­as. Ya ha comenzado la primera división celular, que desembocará en la formación de un ser con características humanas.

SEMANA 2ª

El óvulo fecundado se implanta en el útero y sigue con su evolución embriológica predeterminada. Biológicamente, el sexo del futuro bebé ya está determinado desde el momento de la fecundación. Es el espermatozoide el que va a determinarlo: si es portador del cromosoma “X” será niña, y si lo es del cromosoma “Y” será niño. Pero en este periodo, aún no podemos saberlo si nos basamos en los métodos convencionales.

SEMANA 3ª

(Tamaño: 150 células.)

Llega el primer signo de alarma, la primera falta menstrual. Es fácil confundirlo con un retraso, ya que los sí­ntomas parece que indiquen que el periodo está a punto de iniciarse. Pero no es así­. Se dará un cambio hormonal, que impedirá que el endometrio sea expulsado.

SEMANA 4ª

(Tamaño: < 1 mm.)

El embrión ahora mide unos 3 milí­metros aproximadamente (este dato varí­a según autores) y está completamente adherido a su placenta primitiva. Ya es posible que se noten los primeros sí­ntomas del embarazo. Los primeros tiempos del embarazo no son realmente los mejores. El malestar matinal, con o sin vómitos, a veces se hace continuo y es posible que se sienta un deseo de orinar constante. Ya es posible hacer un test de embarazo, que si es positivo, no tiene ninguna posibilidad de error.
SEMANA 5ª

(Tamaño: > 1 mm.)

Durante esta semana, empezarán a formarse los órganos del embrión. Es recomendable que se realice un test de embarazo si tras la primera falta se notan sí­ntomas extraños. De dar positivo, hay que acudir a un médico obstetra que pueda orientarnos en este proceso hacia la maternidad.

SEMANA 6ª

(Tamaño: 3 mm.)

El embrión todaví­a no tiene apariencia de ser humano, sin embargo, su corazón ya late con regularidad. No hay que olvidar que, durante esta etapa, hay que tener mucho cuidado, ya que la mayorí­a de los defectos del embrión ocurren entre las semanas 6 y 10. Evitaremos la ingesta de alcohol, tabaco, drogas, medicamentos y reducir la toma de café al má­ximo. También evitaremos la exposición a radiaciones, como los rayos X (radiografí­as), y a sustancias quí­micas peligrosas.

SEMANA 7ª

(Tamaño: 10 – 13 mm.)

Ya se puede ver y escuchar al embrión mediante una ecografí­a. La cabeza es enorme en relación al resto del cuerpo. El corazón late muy rápido y ya tiene cuatro cavidades. Los bronquios comienzan a desarrollarse en los pulmones. Las manos y pies se asemejan a aletas. Respecto al cuerpo de la embarazada, el abdomen todaví­a no se hace notar, pero ya puede haber aumentado algo de peso.

SEMANA 8ª

(Tamaño: 13 – 19 mm.)

Todos sus órganos mayores se han formado, aunque no completamente. Ya mide entre 13 y 19 mm. De longitud céfalo-caudal (de la cabeza a la cola) y su aspecto se está volviendo cada vez más humano. Es normal sentirse más cansada, sensible e irritable. En un principio éstos alteran un poco el entorno familiar, pero a medida que transcurren las semanas, van desapareciendo, o al menos, se hacen más predecibles.

SEMANA 9ª
(Tamaño: 20 – 28 mm.)

A partir de esta semana, ya se puede percibir su movimiento, aunque no llega a ser perceptible. Tiene perí­odos de sueño y despertar. Es posible sentir acidez estomacal y estreñimiento. Esto sucede porque los alimentos se mueven más lentamente por los intestinos durante el embarazo. Para evitar el estreñimiento aumenta la dosis de fibra. Es imprescindible tomar mucho lí­quido, se recomienda consumir alrededor de 2 litros diarios de agua para mantener una hidratación adecuada.

SEMANA 10ª
(Tamaño: 29 – 38 mm. Peso: 5 gr.)

Ya mide entre 29 y 38 mm. Ésta es la última semana que lo llamaremos embrión, la próxima semana será formalmente un feto. Todos sus órganos vitales se han formado y están empezando a funcionar en conjunto. Todavía puede no haber cambios importantes en el peso ni en el cuerpo de la madre, por lo que puede seguir usando su ropa habitual, aunque notará que le ajusta sobre todo en la cintura.

SEMANA 11ª
(Tamaño: 5 cm. Peso: 7 gr.)

Los huesos del feto comienzan a solidificarse, aunque todavía son de un material flexible. El sistema nervioso se va desarrollando y el cerebro y las terminales nerviosas se conectan mediante impulsos eléctricos. El útero ha crecido mucho y ocupa la pelvis pudiéndolo palpar en la región del pubis. Ya puede escucharse el ritmo del corazón del bebé, si la madre no está excedida de peso. Una mujer embarazada suele aumentar aproximadamente entre 1 y 2,5 kilos durante el primer trimestre, 6,5 kilos durante el segundo y 5,5 kilos durante el último trimestre.

SEMANA 12ª
(Tamaño: 6 cm. Peso: 14 gr.)

El feto comienza a alimentarse en un 100% a través del cordón umbilical y la placenta. Se produce también la primera orina del bebé que será eliminada a través del saco amniótico.
Es posible que algunos de tus síntomas de embarazo hayan empezado a mejorar. La madre se sentirá con más energía y menos náuseas.

SEMANA 13ª
(Tamaño: 8,8 cm. Peso: 35 gr.)

Tu bebé está formado casi completamente. De ahora en adelante Él estará creciendo y lo hará hasta que esté suficientemente maduro. Definitivamente el cuerpo de la embarazada empieza a cambiar, su cintura se ensancha. Sus secreciones (sudor, flujo vaginal, saliva), son mucho más abundantes que antes. Su olfato está hiperestimulado, percibe más los olores y a veces le resultan desagradables.

SEMANA 14ª
(Tamaño: 10 cm. Peso: 50 gr.)

El feto mide casi 10 cm. Y pesa alrededor de 30 gramos. Podría decirse que su cuerpo es como el de un bebé a término pero mucho más pequeño. La mayoría de las futuras mamás disfruta el trimestre que empieza ahora, porque han pasado las molestias del principio y aún no tienen tanto peso en el cuerpo.


SEMANA 15ª
(Tamaño: 12 cm. Peso: 56 gr.)
A partir de este momento, una ecografía puede establecer que todos sus Órganos están perfectamente sanos y, si se desea, a veces es posible averiguar también su sexo. Seguramente ya comience a sentirte radiante la futura madre. Es aconsejable que cambie su vestimenta. El riesgo de aborto espontáneo se ha reducido mucho, de modo que ya puede estar algo más tranquila.

SEMANA 16ª

(Tamaño: 15 cm. Peso: 70 gr.)
Ya es lo suficientemente pequeño como para caber en la palma de tu mano. Es ahora cuando, la mayoría de las embarazadas, empiezan a sentir los movimientos del bebé. El útero ya ha alcanzado un tamaño considerable y su fondo puede palparse perfectamente en un plano equidistante entre el pubis y el ombligo.

SEMANA 17ª
(Tamaño: 16 cm. Peso: 113 gr.)
Podemos apreciar cómo el feto se lleva las manos a la boca, hace muecas y traga el lí­quido amniótico como de un vaso de agua. Puedes sentir pequeños dolores abdominales, sobre todo en la zonas laterales al pubis. Son debidos a los ligamentos uterinos que se estiran para acompañar el crecimiento uterino y a la elongación de los músculos abdominales. Es recomendable seguir las recomendaciones del fisioterapeuta, para orientar sobre los ejercicios que puedan aliviar sus molestias.

SEMANA 18ª
(Tamaño: 17 cm. Peso: 210 gr.)
Se mueve enérgicamente, patea y mueve sus manos. Con el crecimiento de la barriga, es probable que haya que cambiar la manera de dormir. La mamá se tendrá que ir acostumbrando a acostarse boca arriba y poco a poco de lado. Es recomendable usar almohadas debajo de las rodillas o entre las piernas cuando se acueste de costado. Esto le aliviará un poco, ya que mantendrá su espalda recta. La mejor posición es del lado izquierdo.

SEMANA 19ª
(Tamaño: 18 cm. Peso: 300 gr.)

Su piel aún es traslúcida y sus ojitos permanecen cerrados, pero ya pueden reaccionar a la luz. Duerme un poquito más y se despierta con más energía.
Dormir con las piernas más altas que la cabeza es una ayuda para mejorar la circulación y prevenir problemas en ellas. Ahora ya se puede saber con certeza el sexo que tendrá el bebé.

SEMANA 20ª
(Tamaño: 19 cm. Peso: 355 gr.)

Hemos llegado a la mitad del proceso de embarazo. De aquí­ en adelante, el feto se centrará en aumentar su tamaño, ya que su organismo ha madurado casi por completo. El útero de la madre ya ha alcanzado el ombligo y, a partir de este momento, crecerá a razón de 1 cm. Por semana. Es posible que sienta molestias a nivel del pubis, como una sensación de peso.

SEMANA 21ª
(Tamaño: 21 cm. Peso: 400 gr.)

El bebé, al igual que los nadadores, al permanecer por tiempo prolongado en sumersión, puede experimentar daños en su piel. Por eso a esta altura, se produce una sustancia grasosa, como una crema lubricante llamada vernix caseosa o también llamada unto sebáceo que protege a su piel de la maceración.

SEMANA 22ª
(Tamaño: 22 cm. Peso: 500 gr.)

Es posible que a partir de esta semana puedas notar que tu útero se contrae cerca de la parte superior, en forma irregular e indolora. No te preocupes, esto se conoce como contracciones de Braxton Hicks.

SEMANA 23ª
(Tamaño: 25 cm. Peso: 550 gr.)

A partir de esta semana, se empiezan a notar de nuevo molestias, pero éstas debidas al aumento de peso y al cambio en la morfología del cuerpo. Pueden aparecer dolores de espalda, producidas por la tí­pica hiperlordosis que es frecuente ver en las embarazadas. Los masajes y las posturas de relajación son muy recomendables.

Semana-36-de-embarazo-3.jpg

SEMANA 24ª
(Tamaño: 27 cm. Peso: 650 gr.)

Siente que se le olvidan las cosas. Su poder de concentración puede estar afectado. No es debido a las hormonas, sino a la falta de descanso adecuado o a preocupaciones y miedos que distraen su mente de las tareas habituales.

SEMANA 25ª-30ª
(Tamaño: 30 – 40 cm. Peso: 800 – 1300 gr.)

En las próximas semanas la evolución del embarazo sigue el mismo patrón. El feto sigue aumentando de tamaño. La madre se va sintiendo más torpe, y los miedos a los que se enfrenta perturban de nuevo esta etapa.

SEMANA 31ª
(Tamaño: 41 cm. Peso: 1500 gr.)

Empieza a buscar la posición definitiva que tendrá al nacer. La mayoría de los bebés se ubican con la cabeza hacia abajo, pero algunos deciden no hacerlo, ya sea porque comienzan tarde a girar y el útero ya no lo permite, o bien porque el cordón umbilical limita su movilidad. Existen ejercicios que ayudan a cambiar su posición.

SEMANA 32ª
(tamaño: 43 cm. Peso: 1800 gr.)

El útero de la madre ha crecido tanto que empuja el diafragma hacia arriba, lo cual puede darle una sensación de falta de aire, que se incrementa cuando termina de comer o luego de un esfuerzo.

SEMANA 33ª
(tamaño: 44 cm. Peso: 2100 gr.)

En este periodo ya se deberían de haber empezado las clases de preparación a la maternidad, pues son de gran ayuda para disminuir la ansiedad que se crea en los padres ante el inminente parto y nacimiento del bebé. Es recomendable, comenzar a partir de la semana 30.

SEMANA 34ª-36ª
(tamaño: 45 – 48 cm. Peso: 2200 – 3000 gr.)
Es posible que se empiecen a sentir contracciones, y aunque entren dentro de la normalidad, atormenta un poco a las madres. Las molestias en las piernas y espalda aumentan. Tendremos que bajar el ritmo de vida obligatoriamente, ya que el propio cuerpo lo pedirá.

SEMANA 37ª-40ª
(tamaño: 49 – 53 cm. Peso: 3000 – 3700 gr.)
A partir de esta semana, el bebé ya podría nace sin apenas ningún riesgo. Llega la larga espera hacia el parto.

- ¡Enhorabuena! Ha sido un bebé precioso.

Por: Alma Paula Aranda Canet

15 Responses to “Fases del embarazo”

  1. Paula dice:

    Contestando a tu comentario sólo puedo decir que, si te basas en definiciones, no puedes pasar del concepto “feto” o “cigoto”, “blastocito”, etc. al de “bebé” indistintamente. Por definición no son lo mismo. A mí me parece ridículo que la gente discuta intentando imponer sus límites de lo que es o sobre lo que se define la vida. Porque es absurdo. Entiendo a la persona que, por sus convicciones, educación, influencias religiosas, o lo que sea, crea que desde que óvulo y espermatozoide se unen surja el concepto de “vida”. Y también entiendo el que no considera una vida el conjunto programado de células madre en desarrollo, sin sistema nervioso definido, sin forma, pero con un objetivo marcado, la “creación” de un bebé. Y yo creo que la línea de debate no es comparable una a la otra, es absurdo definir la vida e intentar convencer a los que te rodean de ello. Porque, aunque sea un concepto también definido en el diccionario, cada persona, en base a sus experiencias, tiene una concepción. Según esta teoría, confío en el respeto, en la empatía de las personas que son capaces de ponerse en la situación de los demás. Creo que un aborto nunca ha sido un acto sencillo y despreocupado. Creo que conlleva muchos traumas psicológicos para la mujer, y lo veo como una medida extrema en la inmensa mayoría de las ocasiones. Por otra parte, siendo un tema sobre el que me gusta mucho debatir, he hablado con mucha gente que no pondría límites a la vida: ni por la violación de una hija, por la condena a una vida indigna para el futuro bebé (por causas físicas, o de nivel de vida), y por otras muchas razones igual de respetables. Me parece tener las cosas claras, ser fuerte y defender una causa que está por encima de todo. Envidiable, porque yo ese límite no lo tengo tan claro. Así que lo único a lo que abogo es a aceptar las medidas legales que nos rodeen y a recordarle a la gente que en casos extremos de violación y esas situaciones, existen medios para evitar la concepción de forma inmediata. Que las cosas se hacen con cabeza. Que lo que somos y decidimos ahora, nos acompañará para siempre. Y que, cada uno, actúe siempre según sus principios, siendo consecuente con ellos.

  2. Hans dice:

    @joana herrera
    Joana,
    Según los libros de embriología en el mismo momento que el ovulo es fecundado ya tiene un ADN diferente al de la madre y es ya otro ser humano. Los lobbys abortistas, en los paises donde aun se protege la vida del concebido desde su concepción, utilizan estas definiciones de vida humana como un eufemismo para justificar el asesinato de un niño en el vientre de su madre. hablan de producto fetal como si el bebe fuera un conjunto de celulas, casi un tumor, pero no es asi.

  3. Paula dice:

    Buenas!
    Según la documentación que utilizamos para el artí­culo sobre las fases del embarazo, las medidas aproximadas en la semana 20 son de: peso-355gr. y tamaño: 19 cm. También es verdad que tuve que decidir entre varios autores, ya que cada uno ponía unas propuestas diferentes. Según mis datos, quizás de tamaño sea algo grande, pero ya te digo que son tablas muy variables. Depende de qué documentación consultes o qué estudios, te darán unos resultados u otros. Quien mejor te puede advertir de si todo marcha bien, es el médico que está controlando tu embarazo. Si no te han dicho nada, es porque no será nada fuera de lo normal. Piensa en un bebé cuando nace, hay algunos que van desde los escasos dos kilos, o menos.. hasta los que pesan más de cinco kilos. Esta variación se puede dar igualmente cuando son más pequeños.
    Espero haberte ayudado. Un saludo.

  4. arianna dice:

    hola tengo 20 semanas y kisiera saber si el tamaño y eso de mi bebe estan bien pesa 355 grams y mide 35 cm xfa necesito una respuesta urgent ok

  5. Paula dice:

    Hola Joana!
    Para contestarte a esa cuestión te voy a comentar unas definiciones. Feto, como tal y según el Diccionario de la Real Academia Española, se considera al embrión desde que se implanta en el útero hasta el momento del parto. Por otra parte, el aborto se define como interrupción del embarazo, o por otros, toda expulsión natural o provocada del feto que causa su muerte. Segín estas cuestiones, podrí­amos decir que se considera aborto desde el momento en que el embrión se implanta en el útero que serí­a, aproximadamente, 4-7 dí­as después de la fecundación. Otros piensan que desde la concepción (desde que se juntan ambas células) ya existe esa “vida” y de este modo incluso la pí­ldora del dí­a después se puede considerar un método abortivo. Hay mucha controversia sobre estos temas. Depende mucho de cada persona y de sus creencias religiosas, por ejemplo.
    Por otra parte, voy a hablarte en términos legales. En sí­, por el momento, el aborto está prohibido de forma libre. Esto quiere decir que en supuestos casos sí­ se permite: en caso de violación y con previa denuncia (hasta las 12 semanas), riesgo para la salud materna o graves alteraciones en el feto (hasta 22 semanas). En todos los casos prima la salud de la madre (fí­sica y mental). Pero en la actualidad se está llevando a cabo la controvertida “Reforma de la Ley del Aborto”. Ésta, permite el libre aborto de cualquier mujer que así­ lo desee, hasta la semana 14, y en el resto de supuestos donde haya peligro para la salud, creo que hasta cualquier semana. Según estas leyes, tengo que pensar que no se considera “ser humano” en ningún momento mientras el feto está dentro de la madre, ya que si no serí­a un asesinato, según la ley. Por esto, no puedo contestar a tu pregunta de forma clara y directa.
    Por mi parte, y sin querer meterme en este debate, considero que ante todo debemos respetar las decisiones personales de cada uno, basadas en el cumplimiento de la ley. Creo que no es fácil abortar, para ninguna mujer, y que debe ser un choque emocional muy duro. Quiero pensar que estas leyes ayudan a poner un poquito más fácil un proceso que es tremendamente traumático para una persona. También entiendo a la gente que no está de acuerdo. Y mi creencia personal, me la reservo.
    Espero haberte ayudado.

  6. joana herrera dice:

    hola, ya he visto semana a semana lo ke pasa con el bebesito, pero tengo una duda: ¿hasta cuando es el tiempo donde NO se considera aborto, es decir, donde todavia no se considera al feto como “humano”? no se si es esa la palabra correcta :(, de antemano gracias por leer mi comentario espero su respuesta.

  7. Paula dice:

    Sí­, yo todavó­a no he sido madre y también espero serlo algún dí­a. Sin prisa y con calma, debe de ser una de las experiencias más grandes para una persona.
    Te deseo lo mejor, tanto si estás embarazada como si no. Y espero que nos cuentes tu experiencia.
    Un saludo.

  8. yessi dice:

    es muy lindo como es un ser teniendo en tu briente desarollandose es muy lindo y com muebe mi lindo corazon es ermoso nose pero megusta todo esto aun k no soy madre pero es muy intresante y es pero traer un lindo ser a este lindo y ermoso mundo …… ados ….. amo alos bebes …. y tal vez estoy es perando uno ….

  9. [...] que aclarar que se puede no romper aguas hasta incluso el momento expulsivo del parto. Tanto las fases del embarazo, como las del parto y todos estos procesos debemos de tomarlas como información orientativa, nunca [...]

  10. Paula dice:

    Vale! El próximo artí­culo que voy a publicar trata sobre los primeros sí­ntomas del embarazo. El siguiente hablaremos del parto. Un saludo. Paula

  11. Armando Gutierrittos dice:

    falatan las fases finales!!!!
    en las que ocurre el parto!!!!
    agregenlas si pueden plz
    se los agradeseria

  12. Paula dice:

    Según la mayoría de autores, es posible que tengas que esperar un poco más para poder ver y escuchar al bebé. Entre la semana 6 y 7 coinciden casi todos en que ya se debe percibir el latido y visualizar con ecografías. Por esto, te recomiendo que seas paciente y evites pasarlo mal sin un motivo real, en poco tiempo saldrás de dudas. Espero que sea lo que sea lo compartas con nostr@s, para darte la enhorabuena o mandarte mucho ánimo. Procuraremos aconsejarte en la medida de lo posible. Un saludo y mucha fuerza.
    Paula.

  13. Lizet dice:

    Tengo aproximadamente 5,5 semanas de embarazo a partir de mi última menstruación, pero en mi 1ra ecografía según el médico no se ve todavía al embrion y al saco vitelino, por lo que solo pudimos ver el embarazo como tal, según el medico esto es normal y que en 1 semana más se verá al embrión y se escucharan sus latidos, de no ser asi entonces puede ser un embarazo utópico o falso. Quisiera que me digas si esto es normal en esta etapa del embarazo, porque estoy muy triste de no ser un bebe lo que llevo dentro. Gracias

  14. Paula dice:

    Lo primero es saber qué tipo de molestias tienes. Si son mareos y vómitos, esas cosas son habituales y ahí sólo te recomendaría paciencia. De no ser así, qué es lo que te ocurre? El cuerpo de la embarazada sufre muchas transformaciones y eso puede ser muy doloroso si hay algún desarreglo, pero estás de muy poco tiempo.. bueno, si lo concretas un poco más espero poder ayudarte con algún consejo. De todas formas, lo más importante es que lleves un buen control médico y que hagas algo de reposo.
    Un saludo.
    Paula.

  15. Johana Guacimara González Acosta dice:

    Estoy de 6 semanas de embarazo, el malestar del mismo es severo, por lo que me agradaria me aconsejen que puedo hacer a fín de mejorar esas molestias.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.

Theme by RoseCityGardens.com